Da un poco de rabia cuando me escriben personas que necesitan ayuda con su campaña y me encuentro la siguiente situación: llevan meses con ella en marcha y miles de euros invertidos pero no tienen activadas las conversiones.

Madre mía que desperdicio. Tantos meses de recopilación de datos que no sirven apenas para nada.

Este aparente pequeño detalle significa que el dato fundamental que necesito para mejorar esa campaña simplemente no existe. Y lo que hace aún más sangrante que las conversiones no estén implementadas es que es algo relativamente sencillo de hacer. Como verás en el artículo, solo te robará 15 minutos de tu tiempo.

Para que te hagas una idea de por donde van los tiros, comenzar una campaña sin activar las conversiones de Adwords es como estar jugando a los dardos con una venda en los ojos, si das a la diana es pura chiripa.

Pero antes de meternos más a fondo en el asunto, quiero que tengas claro que son las famosas “conversiones”. Superado ese primer reto, te enseñaré a activarlas de una forma sencilla con un pequeño tutorial (que espero que apliques cuanto antes). Y para rematar aprenderás a tomar decisiones basadas en las conversiones.

Si me haces caso, a partir de ahora tendrás una idea mucho más clara de lo que está funcionando en tu campaña. Con esa información tendrás la llave mágica para hacer que su rendimiento mejore de forma continua.

Si tienes una campaña en marcha o estás a punto de crear una, esto te va a interesar de verdad.

¿Qué son o qué miden las conversiones de Adwords?

Seguro que lo has oído decenas de veces, conversiones por allí conversiones por allá. A los marketeros nos chifla esta palabra. Pero no tienes por qué saber que narices significa.

Empezaré definiendo el término de forma sencilla y luego lo complicaremos un poco más.

Una conversión es algo que quieres medir en una campaña, punto.

Quizás te preguntes, ¿pero no se mide ya todo de forma automática? Pues no, hay ciertas acciones que realiza el usuario que una plataforma publicitaria no puede medir por defecto. ¿Por qué? Básicamente porque se producen en tu página web, y tu plataforma publicitaria no tiene acceso directo a no ser que tú se lo concedas.

Las conversiones están ligadas al objetivo de tu campaña, por eso decía antes que es algo que quieres medir. Pero no solo es interesante medirlas para saber si va bien o mal la campaña, sino sobre todo para conocer qué anuncio, keyword, ciudad, hora, segmento de público, etc, está funcionando mejor. Porque si registramos esa información, tendremos el dato clave para optimizar indefinidamente la campaña.

Ya centrándonos en las conversiones de Adwords ¿cuál crees que será el objetivo de tu campaña?

Siendo aún más concretos, centrándonos en Adwords y suponiendo que tienes un negocio que presta servicios (espero que así sea, sino algo debo estar haciendo mal 🙂 ) ¿qué buscas conseguir con tu campaña?

A no ser que tengas una pasarela de pago, me imagino que lo que quieres es que los usuarios rellenen tu formulario de contacto.

Tras ponerte en contexto, ya estás preparado para escuchar una definición más precisa y completa. Para un negocio de servicios con una web corporativa (sin pasarela de pago), que pone en marcha una campaña cuyo objetivo es conseguir nuevos clientes, una conversión se producirá cuando un usuario complete y envíe el formulario de contacto situado en la landing page.

Las consecuencias de no activar las conversiones en Adwords

A lo mejor piensas que soy un exagerado, que al fin y al cabo una campaña se ve rápidamente si tiene éxito o no, si se consiguen nuevos clientes o no. No es tan importante eso de las conversiones…

En este apartado intentaré que entiendas la importancia de tener bien implementadas tus conversiones de campaña. Y lo haré explicándote qué es lo que sucede cuando no están en tus informes de resultados.

¿Qué pasa cuando no hay ni rastro de las conversiones?

  1. No sabrás si tu campaña está siendo rentable

    Y me dirás, ¿cómo no lo voy a saber si me han llegado “x” clientes nuevos y he invertido tal dinero? Ya, pero ¿cómo sabes si esos clientes los ha generado tu campaña? Pueden ser usuarios que ya tenían tu web en favoritos o te siguen en tu página de Facebook. O incluso pues haber llegado por una recomendación de algún antiguo cliente.

    La mejor forma de saber a ciencia cierta si esos clientes hicieron click en nuestro anuncio de Adwords es a través de las conversiones. Conociendo con exactitud el número de prospectos, que te está generando tu campaña, podrás calcular su rentabilidad.

    Y conocer la rentabilidad de tus campañas no solo es importante para saber si merece la pena seguir manteniéndolas, sino también para compararla con otros métodos de captación. De esta forma podrás decidir dónde invertir mejor tu dinero para hacer crecer tu negocio.

  2. No podrás optimizar la campaña porque no sabrás lo que está funcionando

    Saber si tu campaña es rentable o no es solo un primer paso. Como ya te he contado alguna vez en otros artículos, no vale lo de lanzar la campaña y quedarse de brazos cruzados. Cuando lanzamos una campaña lo que hacemos realmente es preguntar a tu público objetivo “oye gente, ¿os gusta esto?”

    Cierto es que se lo preguntamos después de habernos currado la campaña, así que tampoco vamos a lo loco. Pero aún así no deja de ser una pregunta que aún no tiene respuesta.

    Solo a partir del lanzamiento de la campaña es cuando los usuarios te pueden guiar. Con sus acciones te irán diciendo “esto me gusta, pero esto otro no tanto”. Y registrando esas tendencias podrás empezar el proceso de optimización de tu campaña.

    Pues bien, esa optimización es mucho más complicada de hacer si no implementas las conversiones. Y la razón es muy fácil de entender, ¿cómo vas a mejorar el rendimiento de tu campaña si no sabes que anuncio o palabra clave está trayéndote más clientes? o ¿cómo vas a saber por qué grupo de edad, ciudad o incluso día de la semana hay que apostar más fuerte si no sabes cuál tiene mejor rendimiento?

  3. Si contratas a alguien para mejorar tu campaña, se lo pondrás mucho más complicado

    Este punto tiene mucha relación con el anterior. Como te decía al comenzar el artículo, en ocasiones me piden ayuda personas que tienen campañas con bastante rodaje. Ya llevan meses invirtiendo y han acumulado una cantidad enorme de datos.

    Pero para mi desgracia mi dato preferido como marketer no está. Y es casi tanto como decir que todos esos datos acumulados, después de invertir miles de euros, no valen prácticamente de nada.

    Puedo saber qué anuncios tienen más porcentaje de clicks, o qué palabras clave tienen mayor calidad y por lo tanto me pueden traer clicks más económicos. Pero lo que no podré saber es de donde narices viene la gente que me ha contactado.

    No siempre esos datos (el CTR, el nivel de calidad, etc) van unidos a las conversiones. Así que por mucho que me empeñe no podré conocer que es lo que mejor ha funcionado para poder aprender el patrón de conducta de los clientes potenciales y así mejorar la campaña.

  4. No podrás activar las estrategias de puja automatizadas de Adwords

    El algoritmo de Adwords puede ser de gran ayuda para conseguir más contactos con tu campaña. Cuantas más conversiones registre el sistema, más preparado va a estar para decidir que puja usar en cada momento.

    Si ha pasado un tiempo, y has registrado conversiones suficientes, puedes dejar en manos de Adwords la gestión de tus pujas. Sabrá como pujar según el momento del día, la ubicación desde donde se realiza la búsqueda o la palabra clave que activa el anuncio.

    Dar este paso facilita mucho la gestión de la campaña y mejora la rentabilidad. Pero obviamente todo esto solo lo podrás conseguir si implementas las conversiones al empezar la campaña.

¿Cómo activar ya mismo las conversiones en tu campaña sin necesidad de códigos?

Espero que a estas alturas ya estés deseando aprender como se pueden implementar las conversiones en tu campaña. Sobre todo si tienes alguna campaña en marcha, no pierdas ni un minuto más sin permitir a Adwords registrar la madre de todos los datos.

Hay diferentes caminos que te permiten registrar conversiones. Te voy a enseñar el más sencillo. Ni siquiera tendrás que instalar códigos en tu página web.

Lo haremos a través de Analytics. ¿Qué necesitarás para activar tus conversiones de esta forma?

  • Una cuenta de Analytics: Tendrás que tener ya activa una cuenta de Analytics que recoja las principales estadísticas de tu web. Si aún no tienes Analytics, te voy a sacar la tarjeta amarilla 😛 Aunque no hable de ello en este artículo, tienes que tener sí o sí implementado Analytics. Si aún no lo has hecho, aún hay esperanzas para ti. Sigue este artículo para instalarlo en tu web.
  • Un formulario que redireccione la web tras completarlo: Para medir las conversiones usaremos una página de gracias, es decir, una página que salte tras completar el formulario y que le sirva al usuario para confirmar que sus datos se han enviado con éxito. Si usas WordPress te recomiendo el plugin Caldera Forms para crear tus formularios de contacto. Puedes personalizar mogollón tus formularios, crear notificaciones por email y, sobre todo, te permite redireccionar a una página de gracias una vez se haya enviado el formulario. Es genial y es gratis.
  • Una página de gracias: Como te acabo de explicar en el punto anterior, una página de gracias (o thanks page como dicen los yankis) es simplemente una página que agradece al usuario que haya contactado, no tiene ninguna complicación técnica. La usaremos para monitorizar los resultados conseguidos.

Ya conocemos los ingredientes de la receta. Ahora vamos a cocinarla.

Paso 1 Crear un nuevo objetivo en Analytics

Las conversiones las mediremos realmente a través de Analytics.

Le diremos a Analytics que contabilice las veces que los usuarios visitan la página de gracias. Y como la única forma que tendrán los usuarios de acceder a la página de gracias será enviando el formulario completado, el número de visitas que se registre se corresponderá con el número de contactos cosechados.

Para crear un nuevo objetivo en Analytics abre tu interfaz y haz click en la pestaña “Administrar” del menú situado a la izquierda. Después pulsa en “Objetivos”.

En la siquiente pantalla te aparecerá un botón rojo muy llamativo donde pone “+ Nuevo objetivo”. Haz click ahí para empezar el proceso.

La creación del objetivo se divide en 3 pasos:

  • Configuración del objetivo: Haz click en el la última casilla, donde pone “personalizar”. Luego pulsa en continuar.
  • Descripción del objetivo: Pon un nombre a tu objetivo que describa con claridad lo que va a medir. De esta forma, si creas nuevos objetivos, podrás diferenciar con facilidad unos de otros. Después haz clic en la primera de las opciones, en “Destino”, y pulsa “Continuar”.
  • Información del objetivo: En esta parte es fácil cometer algún error. Ve con cuidado para configurarlo bien. En destino tiene que poner la url de tu página de gracias. Pero lo tendrás que hacer sin incluir el nombre de tu dominio, es decir tendrás que poner la url a partir de la primera barra diagonal. Por ejemplo, si tu página de gracias tiene una estructura tipo https://tudominio.com/gracias-por-contactar, solo tendrás que poner en ese campo la parte final, en este caso /gracias-por-contactar Es importante que en el selector que está justo a la izquierda del campo donde introduces la url, elijas la opción “Empieza por”.
    Como configuración opcional, puedes dar un valor a tu objetivo. Este valor se verá luego reflejado en los informes de Adwords. De esta forma podrás comparar de forma rápida lo que has invertido frente a lo que has ingresado.El valor dependerá de dos variables: tu ingreso medio por cada nuevo cliente que consigues, y tu tasa de conversión de prospecto a cliente.

    *Ejemplo: Imagina que cada nuevo cliente que consigues te deja un ingreso medio (por todos los servicios que te acaba contratando) de 600 € y de cada 3 nuevos contactos uno se convierte en cliente. Pues haciendo cuentas el valor de tu objetivo sería de 600/3=200€

Paso 2 Vincular Analytics y Adwords

Ya no necesitarás configurar nada más en Analytics, así que vuelve a tu panel de control de Adwords.

Pulsa en el icono de herramientas (arriba a la derecha), y luego escoge la opción “Cuentas vinculadas” que encontrarás en la columna de Configuración.

En la siguiente pantalla deberás antes de nada habilitar el etiquetado automático. Solo tienes que pulsar donde pone “Habilitar para esta cuenta”.

Después haz click en “Vincular” para sincronizar Adwords y Analytics.

Deberás activar los dos interruptores. Tanto el de “Vincular” como el de “Importar métricas del sitio”.

A partir de ahora Adwords y Analytics compartirán datos y estadísticas. Vamos con el tercer paso.

Paso 3 Importar el objetivo en Adwords

Solo nos queda transformar el objetivo que creamos en Analytics en una conversión de Adwords. De esta forma podremos controlar desde Adwords que anuncios o keywords son más eficaces a la hora de traernos nuevos contactos.

Vete de nuevo hasta el icono de herramientas situado arriba a la derecha y pulsa en “Conversiones”. Después haz click en el icono azul con el símbolo de “+” para empezar a configurar tu nueva conversión.

Verás que Adwords dispone de 4 tipos de conversiones. Elige la última, la opción de “importar”.

Luego elige la opción de “Google Analytics” y pulsa continuar. Tras hacerlo te debería aparecer un cuadro con el objetivo que creaste en Analytics. Selecciónalo y pulsa en “Importar y continuar”.

Ya tienes tu conversión lista para registrar el número de usuarios que contactarán contigo a través del formulario.

¿Cómo usar el dato de las conversiones para mejorar tu campaña?

A partir de ahora las conversiones serán el dato que deberá guiar para optimizar tu campaña.

Pero tendrás que tener paciencia. Para alcanzar un número de conversiones suficiente como para tomar decisiones, deberá pasar algún tiempo. Cuantas más conversiones se acumulen mejor serán las decisiones que tomes.

Vamos a analizar qué tipo de decisiones puedes tomar con este nuevo dato que aparecerá en tus tablas de Adwords. Nos cenraremos en decisiones relacionadas con los anuncios, con las keywords y con la estrategia de puja.

Decisiones sobre anuncios


En cada grupo de anuncios siempre debes tener al menos 2 anuncios activos a la vez. De esta forma siempre estarás testando cuál funciona mejor y podrás optimizar el texto según los resultados. En cuanto tengas un anuncio ganador deberás pausar el resto y crear uno nuevo basado en el campeón.

El ganador será el que mejor tasa de conversiones tenga después de un tiempo. Ese tiempo será mayor o menos dependiendo de lo rápido que se acumulen las conversiones. Pero ¿cómo sabremos cuando ha llegado el momento en el podremos declarar un anuncio ganador?

Como no tienes por qué ser un experto en estadística, te enseñaré a hacerlo de una forma sencilla. Para ello usaremos esta calculadora de test a/b creada por Carlos Navarro García.

Para hacer este test primero vete hasta la pestaña de anuncios de tu interfaz de Adwords. Escoge un solo grupo de anuncios para no liarte. Desde allí tendrás que pulsar en el icono representado con 3 columnas verticales.

Tras pulsar en el icono te aparecerá una pantalla en la que deberás elegir las columnas que quieres agregar y las que quieres quitar. Las columnas seleccionadas van apareciendo en la lista situada a la derecha de la pantalla.

Deja seleccionadas exclusivamente las que te marco en la captura anterior. Elimina las demás haciendo clic en la “x” que tienen a su derecha. Pulsa en aplicar.

Para saber que anuncio es el campeón tendrás que tener en cuenta las dos columnas que te he marcado en la captura anterior, aunque las demás también te darán alguna pista.

Si aún no has abierto la herramienta tipo test a/b, hazlo ahora. Es el momento de tenerla a mano.

Siguiendo el ejemplo que te he puesto en las capturas, introduciré la cifra de clics de cada anuncio en la casilla de “Visitantes” y las conversiones en la de “Conversiones”. El resultado será el de la siguiente captura.

Si te das cuenta, en el bloque oscuro de la derecha, donde pone “Versión ganadora”, me marca que el anuncio B tiene un rendimiento un 21% mayor. Pero también me dice que la confianza estadística es el 67%. Tras ver estas cifras, la primera conclusión que sacamos es que parece que la versión B ofrece un mejor rendimiento.

Pero vamos a profundizar un poco más. Si vuelves a echar un vistazo, verás que en el bloque oscuro aparecen las dos cifras en rojo.

¿Por qué? La explicación es que la herramienta considera demasiado baja la confianza como para dar ganador a uno de los dos anuncios (debe superar el 92%). Así que en realidad aún no tenemos ganador.

Si tuviéramos más datos acumulados o la diferencia de rendimiento fuese mayor, nos estaríamos acercando más a un ganador. Pero mientras tanto lo recomendable es que sigan compitiendo durante un tiempo más.

Cuando alcances un nivel suficiente de confianza deja activo el anuncio ganador y para los demás. Pero el test debe continuar, the show must go on. Para seguir mejorando el rendimiento de tu campaña prueba suerte con un nuevo anuncio que intente mejorar las cifras del que ha ganado.

Para que no te pierdas, vamos a repasar los pasos que debes dar para tomar decisiones respecto a tus anuncios (basadas en las conversiones):

  • Entra en la pestaña de anuncios de un grupo concreto
  • Cambia la configuración de las columnas para ver las que tienen relación con las conversiones
  • Usa la herramienta de test a/b para saber si hay un anuncio que se sobrepone al otro
  • Deja más tiempo activos los anuncios en caso de que aún no hayas alcanzado suficiente nivel de confianza
  • Si un anuncio es el campeón para los demás y crea uno nuevo basado en el ganador

Decisiones sobre keywords


Las decisiones que tomaremos respecto a las keywords son un poco diferentes a las de los anuncios.

En este caso no siempre usaremos el dato de las conversiones para decidir si paramos una keyword o la mantenemos. También utilizaremos el dato para saber si apostar más fuerte por alguna keyword, pero sin necesidad de cargarnos las demás.

La decisión que tomemos dependerá en gran medida de si nos estamos gastando nuestro presupuesto diario o no. Ahora lo entenderás mejor.

ESCENARIO 1 – Gastamos todo el presupuesto diario

Antes de nada te contaré como saber rápidamente si tu presupuesto se está gastando o no. Primero vete hasta la pestaña de “Campañas” situada en el menú lateral del panel de control de Adwords.

Vuelve a pulsar en el icono de las columnas para seleccionar las que quieres ver. Escoge las 3 que están marcadas en la siguiente captura, las de la sección “Valores de la competencia”, y pulsa aplicar.

Tras aplicar tendrás que fijarte en la columna de “% de impresiones perdidas de búsqueda (presupuesto)”. Esta columna te muestra el número de veces que tu anuncio no ha aparecido porque el presupuesto diario ya se había gastado. Además también puedes mirar la columna de “Estado”. Si la pérdida de impresiones es importante por falta de presupuesto, en esta columna aparecerá el mensaje “limitada por el presupuesto”.

Si ya has comprobado, como en nuestro ejemplo, que tu presupuesto es insuficiente, es hora de tomar cartas en el asunto.

Vete hasta la pestaña de palabras clave y si no están activadas las columnas de Coste/Conversión y la de Conversiones, actívalas ahora. Antes de ponerte a analizar las keywords, ordénalas por número de conversiones haciendo clic sobre el propio encabezado de la columna “conversiones”.

Ahora se tratará de detectar keywords cuyo rendimiento esté siendo especialmente pobre. Queremos ser más selectivos para no malgastar el presupuesto y destinarlo sobre todo a las keywords que mejor funcionen.

Para ello nos fijaremos en el dato de Coste/conv. Si echas un vistazo al ejemplo que te muestro en la última captura, verás que la penúltima palabra clave tiene un coste por conversión 10 veces mayor a la primera.

No es una palabra que nos esté trayendo demasiado tráfico (solo tiene 9 clicks acumulados) pero hasta ahora su rendimiento ha sido muy bajo. Si esa tendencia se mantuviese, mi consejo sería parar esa keyword.

Cuando hayas parado las keywords que tengan un rendimiento claramente inferior, observa la evolución de la campaña durante al menos una semana para comprobar si el número de conversiones ha crecido o si el coste por conversión ha disminuido. Puedes repetir el proceso las veces que sea necesario.

Resumiendo, los pasos que tendrás que seguir en ese escenario son:

  • Seleccionar las nuevas columnas relacionadas con las conversiones para que aparezcan en los resultados
  • Entrar en la pestaña de palabras clave y ordenarlas de más a menos conversiones
  • Observar si existen keywords con un coste por conversión demasiado alto y que generan bastante tráfico
  • Parar esas keywords y comprobar si con el paso de los días mejora el coste por conversión global de la campaña

ESCENARIO 2 – No nos gastamos todo el presupuesto diario

En el caso de que aún tengamos margen para gastar más, habrá que apostar por las keywords que mejor estén funcionando. ¡Ojo!, sólo si tienen margen de crecimiento.

En este escenario, como verás ahora, no paramos o eliminamos ninguna keyword. La decisión será más bien si apostamos o no más fuerte por alguna de ellas.

Vamos a ver un ejemplo.

Imagina que la situación es como la de la siguiente captura. Has comprobado que no estás consumiendo tu presupuesto diario y observas estos datos en la pestaña de palabras clave (tras ordenarlos por número de conversiones).

Si te fijas, el coste por conversión de la cuarta palabra clave es muy inferior al resto. ¿Qué debes hacer en un caso así?

  • Si su posición media es cercana a 1, no tiene margen de crecimiento. Dicho de otra forma, no puede generar más clics ni más conversiones sólo con un aumento de puja.
  • Si su posición media no es cercana a 1, tendrá margen de crecimiento. Eso nos dejará espacio para aumentar la puja, lo que seguramente traerá como consecuencia un mayor número de clics y al final un mayor número de conversiones.

En el ejemplo de la captura, la posición media de la keyword con menor coste por conversión es de 1,7. Aún hay margen para conseguir algún click más.

Para cambiar la puja de una keyword, pulsa en su CPC máximo e introduce una nueva cifra. Tras aumentar la puja de las keywords que mejor estén funcionando deberás vigilar la evolución del número de conversiones y del coste por conversión, tal y como dijimos en el anterior escenario.

Es probable que tu coste de conversión crezca un poco, pero a cambio el número de conversiones será mayor. En caso de que no tengas margen de crecimiento, también puedes optar por agregar nuevas palabras clave.

Resumiendo, el proceso será el siguiente:

  • Seleccionar las nuevas columnas relacionadas con las conversiones para que aparezcan en los resultados
  • Entrar en la pestaña de palabras clave y ordenarlas de más a menos conversiones
  • Observar si existen keywords con un coste por conversión muy por debajo de la media y que generan bastante tráfico
  • Aumentar la puja para esas keywords y comprobar si con el paso de los días incrementa el número de conversiones o la tasa de conversión

Decisión sobre la estrategia de pujas


Adwords te permite llevar a cabo tres tipos de estrategia de puja:

  • Manual: te deja el control total sobre las pujas
  • CPC mejorado: es un híbrido entre la estrategia manual y la automática
  • Automática: Adwords puja por ti para alcanzar un objetivo concreto (superar a una empresa de la competencia, salir siempre en la parte superior de los resultados de google, etc)

Lo ideal es siempre empezar con un sistema manual de puja, ya que Google no tendrá datos en los que basarse para optimizar las pujas.

Pero con el paso del tiempo, y siempre y cuando generes suficientes conversiones, puedes dejar a Adwords la complicada tarea de definir tus pujas.

Pero entonces, ¿cómo usaremos el dato de las conversiones para escoger entre los tipos de estrategia de puja?

  • Si has conseguido 20 conversiones o más en menos de 1 mes, puedes cambiar a CPC mejorado y ver si funciona mejor que la estrategia manual
  • Si con la estrategia de CPC mejorado estás consiguiendo unas 30 conversiones o más al mes, puedes cambiar a CPA objetivo y revisar si el rendimiento mejora

Con el CPA objetivo le dices a Adwords que te consiga el mayor número de conversiones posible sin superar un coste por conversión determinado. ¿Pero cómo defines ese CPA objetivo?

Vamos a verlo a través de un ejemplo.

Buceando en el mar

Imagina que tienes un negocio en la costa con el que ofreces experiencias relacionadas con el submarinismo. Estás promocionando un servicio premium que cuesta 300 euros y que incluye 5 inmersiones en puntos diferentes de la costa.

  • El margen de beneficio que te deja ese servicio es de 150 €
  • De esos 150€ estás dispuesto a renunciar como máximo a un 20% por cliente
  • Además, sabes que de cada 2 contactos o conversiones que consigues solo uno se convierte en cliente

¿Cuál será tu CPA objetivo o el máximo precio que estás dispuesto a pagar por cada conversión o contacto?

Como conseguimos un cliente por cada dos contactos, el beneficio que lograremos con cada contacto será justo la mitad que el que alcanzamos con un cliente. Por lo tanto será de 150/2 → 75€

Como estamos dispuestos a renunciar como máximo a un 20% del beneficio, significa que como mucho estaremos dispuestos a pagar a 15€ por contacto (20% de 75€).

Ya tenemos nuestro CPA objetivo: 15 €

Para cambiar la estrategia de pujas a CPA objetivo y decirle a Adwords cuál es nuestro tope máximo, vete a la pestaña de configuración de tu campaña. Después despliega la cajita de pujas y pulsa en “cambiar la estrategia de puja”. Para finalizar elige la estrategia de “CPA mejorado” y marca un tope. Adwords te recomendará uno según el coste por conversión medio que has tenido hasta ahora.

Si ese CPA objetivo recomendado es menor el que has calculado por tu cuenta, es preferible que lo dejes. De esta forma Adwords intentará mejorar el coste por conversión medio de tu campaña.

Conclusión

Quiero que al menos saques una conclusión clara de este artículo: es tan importante configurar bien tu campaña como optimizarla tras ponerla en marcha.

Incluso campañas que tienen muy buenos resultados al principio pueden acabar haciendo aguas por no volver a tocarlas. Una campaña es algo vivo, que evoluciona, que se enfrenta a nuevos escenarios. Y para poder analizar de verdad lo que está funcionando y lo qué te está haciendo perder dinero, necesitas implementar las conversiones.

Así que no te olvides de llevar la brújula en tu mochila antes de emprender el viaje.

¿Quieres que te eche un cable con las conversiones?

Antes de finalizar me gustaría proponerte algo. Si no quieres jugártela y prefieres tener la tranquilidad de que tus conversiones están bien configuradas, puedo ayudarte.

Envíame un mensaje a través de la página de contacto explicándome tu situación (si tienes ya una campaña en marcha, si aún no has empezado, que tipo de objetivo quieres medir…) y te contaré mejor mi propuesta.


Hasta aquí lo que quería contarte con el artículo, muchas gracias por leerme. Pero antes de que vueles a otro lado, me gustaría conocer tu experiencia:

¿Ya tienes las conversiones implementadas en tu campaña? ¿Usas el dato de las conversiones para mejorar tus campañas?

Espero tu respuesta en los comentarios. Anímate y dame tu opinión. También puedes preguntarme cualquier cosa que no te haya quedado del todo clara.

Y no te olvides de compartir si te ha gustado o crees que le puede valer a alguien más 🙂

Nos leemos en el próximo artículo!

¿Quieres saber si tu negocio está listo para anunciarse en Google Ads?

Suscríbete a mi Blog y te regalaré mi ebook "Ofrezco servicios, ¿es Google Ads para mi?". Además recibirás 4 de mis mejores lecciones sobre Google Ads durante los próximos días.

Consentimiento PD

You have Successfully Subscribed!