A pesar de que en este 2018 Google Adwords se convierte en todo un hombrecito (o mujercita) y cumple 18 añazos, sigue habiendo mucho desconocimiento sobre como funciona. La complejidad de la plataforma, un cierto secretismo por parte de Google y las medias verdades que circulan por la red hacen que se hayan ido generando una serie de mitos.

Y solemos ser mucho más permeables a esos mitos cuando estamos empezando. Tenemos poca información y miles de dudas, y la tentación de rellenar esos huecos oscuros con habladurías es bastante grande. Con un poco de creatividad acabas hasta inventando tus propios mitos.

A mi también me pasó. Cosas que ahora veo muy tontas o muy obvias eran verdaderos quebraderos de cabeza al principio. Y no encontraba blog, vídeo o curso que me resolviera ciertas dudas. Así que muchas veces me tenía que basar por narices en mis creencias hasta que hubiera algo mejor en lo que apoyarse.

Pero creer en mitos y leyendas tiene un precio cuando hablamos de Adwords. Hace que cometamos errores tontos y paguemos la novatada. O peor aún, esos mitos consiguen que acabemos paralizados y nunca arranquemos.

En este artículo trataré de cambiar falsas creencias por realidades para despejarte un poco el camino hacia el dominio de la herramienta. Saldrás con la mente fresca y limpia de impurezas, garantizado 🙂

Mito 1 Adwords es sencillo

¿Qué piensa el creyente en este mito?

Esto de Adwords parece que está tirado. Me he dado de alta en la plataforma y en 10 minutos ya he creado mi cuenta y he puesto mi primera campaña en marcha.

La realidad

Es cierto que crear una cuenta o una campaña es relativamente sencillo. ¿Cómo no iba a serlo? Solo es rellenar los campos que te va solicitando la propia plataforma.

La dificultad, como seguro que estás intuyendo, está en hacerlo bien. No sabes la de trampas que se esconden tras las configuraciones por defecto y consejillos que te va dando Adwords cuando creas una campaña.

Por poner un solo ejemplo, por defecto las campañas de búsqueda incluyen la red de display. Eso quiere decir que tus anuncios estarán apareciendo también en páginas web y no solo en el buscador. Y esto no es bueno porque la estrategia para obtener resultados en cada formato publicitario es bastante diferente y el hecho de mezclarlos no ayuda nada a mejorar la campaña.

Además, tienes que saber como estructurar la campaña de una forma óptima, que concordancias usar con cada palabra, como hacer un buen copy para tus anuncios o que pujas debes poner. Y eso creemé que no se aprende en dos días. Yo ya llevo dos años con ello y sigo aprendiendo cada día.

Si fuese tan sencillo no podría ganarme la vida haciendo campaña de Adwords 🙂

¿Cómo te perjudica creer en este mito?

Probablemente este es el mito más dañino. Esa aparente sencillez que tiene crear una campaña hace que demasiada gente se lance a ciegas y acabe desperdiciando su presupuesto.

Y lo peor es que muchas de esas personas tienen negocios que encajan perfectamente en Adwords. Pero viendo los resultados acaban parando al poco tiempo la campaña y sacan la conclusión de que esto de Adwords no funciona.

Mito 2 Nadie hace click en los anuncios

¿Qué piensa el creyente en este mito?

Yo nunca o casi nunca hago click en los anuncios. La gente se va directamente a los resultados orgánicos porque se fía más de ellos. Los anuncios casi no obtienen clicks.

La realidad

Para tumbar este mito se pueden poner varios argumentos sobre la mesa.

El primero de todos es que la publicidad en Google cada vez parece menos publicidad. Hace tiempo Google diferenciaba más el aspecto de los anuncios, pero ahora puede que a veces estés clicando en ellos y ni te hayas dado cuenta. Los anuncios y los resultados orgánicos comparten casi las mismas características.

El segundo argumento es que los anuncios que salen en los primeros puestos casi siempre son muy relevantes para el que usuario que hace la búsqueda. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que si alguien busca “abogados matrimoniales Madrid” le salen resultados sobre abogados matrimoniales de Madrid, así de sencillo. Adwords, como ya te conté en este artículo, tiene un sistema de subasta que premia al que ofrece la información más relevante según tu búsqueda.

Si sumas que los anuncios son lo primero que ve el usuario cuando hace una búsqueda y que estos casi siempre son relevantes para él, ¿crees realmente que nunca acabará haciendo click?

anuncios adwords

Apenas se aprecia diferencia entre el anuncio y el resultado orgánico

El definitivo y último argumento que te quiero dar es que Google genera la friolera de 100 millones de dólares cada día sólo con los ingresos de sus anuncios. Eso significa que al menos 67 millones de personas de media hacen click en sus anuncios cada 24 horas. Viendo esas cifras cualquiera diría que nadie hace click.

¿Cómo te perjudica creer en este mito?

Lo que puede pasar es que te dediques en exclusiva a estrategias de SEO en tu web creando y tardes demasiado en ganar visibilidad. El SEO es imprescindible en cualquier plan de marketing online que se precie, pero los resultados tardan bastante en llegar o incluso nunca llegan para determinadas keywords que vas a querer posicionar. Con el SEM (search engine optimization) te aseguras la máxima visibilidad desde el primer día y para cualquier palabra clave que elijas.

Mito 3 El precio de Adwords es demasiado caro

¿Qué piensa el creyente en este mito?

He oído que Adwords tiene un precio prohibitivo, así que no me lo puedo permitir. Hay otras plataformas con las que puedes hacer publicidad por un precio mucho más asequible.

La realidad

Es cierto que Adwords tiene un precio medio por click mayor que otras plataformas como por ejemplo Facebook Ads pero el motivo es sencillo: el usuario que hace click en un anuncio de búsqueda de Adwords está más preparado para comprar que el que lo hace en un anuncio de cualquier otra plataforma de publicidad.

Te lo explico con un ejemplo.

Imagina que tuvieras una asesoría fiscal para pymes y que tu forma de conseguir clientes fuera a través de un comercial que va picando las puertas de todas las pequeñas empresas que encuentra por la ciudad. Su objetivo es conseguir el contacto de algún responsable y poder concertar una cita.

A tu comercial no le ha ido mal y tras insistir mucho ha conseguido una cita comercial con Paco, el administrador de una reprografía.

Imagina también que de vez en cuando tienes suerte y te llaman personas que necesitan con cierta urgencia los servicios que ofreces. La última fue Lucía, la dueña de una tienda de decoración para el hogar que acaba de abrir en la calle mayor. Necesita una asesoría que le lleve el tema de los impuestos y encontró el teléfono de tu asesoría en las páginas amarillas.

precio adwords

Lucía, en su tienda, a punto de llamar a la asesoría

¿Qué contacto será más valioso para ti? Paco es una persona que no ha demostrado un interés claro y que seguramente no necesita de forma urgente tus servicios y Lucía es alguien que de forma voluntaria ha acudido a ti porque necesita un servicio como el que ofreces y que además tiene cierta urgencia. ¿Pagarías lo mismo por tener el teléfono de Paco que por el de Lucía? (me acabo de dar cuenta de que esto parece un homenaje a Paco de Lucía 🙂 )

Pues lo mismo pasa con los anuncios de búsqueda de Adwords. Detrás de las visitas que llegan a tu web a través de Adwords hay personas, como Lucía, que han solicitado de forma expresa información sobre el servicio que ofreces. Y han hecho un hueco en su agenda para dedicarlo a investigar y seleccionar la empresa que mejor se adapta a lo que necesita. Igual que en nuestro ejemplo de la asesoría, tienen una voluntad clara de compra y tienen cierta urgencia.

Al final estarás de acuerdo conmigo en que es más caro invertir 200 euros a cambio de nada que invertir 1000 euros y conseguir 10.000.

El dato definitivo para saber si una plataforma de publicidad es más cara que otra no es el precio de cada click, es el coste que tendrá conseguir un cliente. Y este coste es imposible calcularlo con exactitud si aún no has probado ninguna plataforma. La conclusión es que no sabrás si Adwords es más caro que otras opciones hasta que no lo pruebes.

¿Cómo te perjudica creer en este mito?

Básicamente, si crees esto, es muy difícil que te lances con Adwords. Y si lo haces, será solo para probar el cupón gratuito y ver como funciona. Pero con una inversión así de baja lo más probable es que acumules tan pocos clicks y tengas tan pocos datos para optimizar la campaña, que será muy difícil que te salga rentable.

Mito 4 Mis competidores van a consumir todo mi presupuesto haciendo fake clicks

¿Qué piensa el creyente en este mito?

Yo paso de poner mi anuncio ahí. Seguro que mis competidores se pasan el día haciendo click a mis anuncios para perjudicarme y cargarse todo mi presupuesto.

La realidad

¿Habrá empresas de tu competencia que van a clicar tu anuncio de vez en cuando? Pues muy probablemente sí. La tentación es demasiado grande y al fin y al cabo nadie les está mirando, ¿no?

En realidad el gran hermano nos observa. Google tiene su propio sistema para detectar clicks no válidos.

Por ejemplo si detecta que desde una misma ip sistemáticamente se está haciendo click en un anuncio, acaba considerando esos clicks como no válidos. Google Adwords te devolverá el dinero que hayan costado y denunciará al infractor en la comisaría más cercana… Bueno esto último no, pero a veces molaría que así fuese.

click inválidos adwords

Acaba de agotar el presupuesto de su competencia a base de clicks fraudulentos

El sistema de Google no siempre funciona, pero es suficientemente bueno como para impedir que tu campaña se vea seriamente afectada. Además, hay otras formas de evitar clicks falsos, como te cuenta por ejemplo Albeiro Ochoa en uno de los episodios de su podcast.

¿Cómo te perjudica creer en este mito?

Te volverás peor persona porque te pasarás el día haciendo click en los anuncios de tus competidores como venganza 🙂

Como pasa con el anterior mito, creer en esto es uno más de esos motivos paralizantes que te impiden actuar. Hacen que aunque te parezca una gran idea lo de montar una campaña en Adwords, al final te quedes de brazos cruzados.

Mito 5 Lo mejor siempre es salir primero

¿Qué piensa el creyente en este mito?

Si mi anuncio sale el primero voy a conseguir más clics, voy a superar a la competencia y voy a tener el orgullito de ser el primer resultado de Google a nivel España (chupaos esa mataos).

La realidad

Perseguir el objetivo de salir los primeros es algo muy común cuando no tenemos bien definido nuestro objetivo en Adwords.

Como ya te conté en uno de mis artículos, en realidad no siempre salir el primero es la mejor opción. Tu visibilidad obviamente mejora, pero eso tiene un precio. Siempre te va a costar más salir el primero que el tercero (al mismo nivel de calidad).

Y si tu presupuesto no es infinito, es muy probable que acabes consiguiendo menos clicks apareciendo siempre en primera posición que con una posición media más baja.

Piénsalo un momento. Si tienes 300 euros para invertir y ocupar el primer puesto te cuesta 3 euros por click y el segundo son 2 euros por click, ¿cuál es el máximo número de clicks que puedes conseguir con cada posición de anuncio?

Haciendo un cálculo rápido siendo siempre primero conseguirías 100 clicks. Pero ocupando el segundo puesto te irías hasta los 150.

Es verdad que en ocasiones la pérdida de visibilidad implica que no gastes todo el presupuesto y que los clicks bajen. Pero nunca se puede dar por sentado que ser el primero es la mejor opción, tendrás que demostrarlo en campaña.

¿Cómo te perjudica creer en este mito?

Tendrá consecuencias para tu bolsillo. Perderás el foco de lo que es realmente importante y reducirás tu campaña a una batalla con la competencia por ver quien sale antes en los resultados.

Salir primero no es malo ni bueno, depende de muchos factores. Así que analiza muy bien lo que buscas y prueba diferentes posiciones a ver cuál te beneficia más.

Terminando

La mitología en Adwords es tan rica como la de la Tierra Media, pero créeme, no te interesa la fantasía a la hora de gestionar tus campañas.

Estar bien formado e informado es imprescindible para desterrar los unicornios de tu cabeza y aprovechar al máximo tu presupuesto.


Hasta aquí el artículo de hoy, gracias por dedicar unos minutillos de tu ajetreada vida a leer mi artículo. Antes de que te evapores me gustaría conocer tu experiencia:

¿Se te ocurre algún mito más que quieras compartir? ¿Creías en alguno de estos mitos y he conseguido que al menos te vuelvas agnóstico?

Puedes responderme en los comentarios, anímate y dame tu opinión o cuéntame tu experiencia. Y no te olvides de compartir si te ha gustado o crees que le puede valer a alguien más 🙂

Nos leemos en el próximo artículo!

¿Quieres saber si tu negocio está listo para anunciarse en Google Ads?

Suscríbete a mi Blog y te regalaré mi ebook "Ofrezco servicios, ¿es Google Ads para mi?". Además recibirás 4 de mis mejores lecciones sobre Google Ads durante los próximos días.

Consentimiento PD

You have Successfully Subscribed!