En el capítulo de hoy vamos a analizar en profundidad los ingredientes que debe tener un anuncio de Google para destacar sobre los demás y conseguir visitas de calidad.

Además, te contaré las consecuencias de tener un mal anuncio y para terminar hablaremos de cómo medir el éxito de los anuncios.

Pero antes de empezar te animo a que entres en mi web juanpabloalonso.com y te suscribas ahora mismo.

¿Qué por qué? ¿De verdad me lo preguntas?

  • Te regalaré un ebook gratuito con el que podrás saber si Google Ads es la plataforma ideal para promocionar tus servicios.
  • Te mandaré al email 4 de mis principales lecciones sobre Google Ads para que lo aprendas a tu ritmo
  • Y por si fuera poco, durante las próximas 3 semanas dejaré la posibilidad abierta para mis suscriptores de me pidan una sesión gratuita de asesoramiento. Puedes solicitarla después de suscribirte, desde juanpabloalonso.com/asesoramiento-gratis

Hazle un favor a tu negocio y suscríbete 🙂 Ahora sí, empezamos!

Introducción

¿Cuántas veces has buscado algo por Google, has pasado de los anuncios y has ido directamente a los resultados orgánicos?

Al contrario de lo que algunos piensan esto no sucede porque los anuncios de Google no funcionen. De hecho, yo gestiono campañas que tienen un CTR de hasta un 15-20%.

Cuando tus anuncios no generan visitas se debe a que pasa desapercibido. Y teniendo en cuenta que un anuncio de Google es solo texto, eso significa que la redacción es pobre o no está bien trabajada.

Crear buenos anuncios es fundamental para el éxito de una campaña, porque tiene la importante misión de llevar tráfico hasta tu web.

Si se corta ese grifo, da igual que tengas un diseño chulo o un copy potente en tu landing page porque habrá muy poca gente que acabe allí.

¿Qué pasa cuándo un anuncio es malo?

  • Pocas visitas: No genera interés y por lo tanto casi nadie hace click. Esto es especialmente preocupante para campañas con palabras clave con poco volúmen de búsquedas.
  • Baja conversión: No solo no generan visitas, sino que si está mal planteado, por ejemplo que no coincide lo que prometes en el anuncio con la información de la landing page, puede hasta estropear tu tasa de conversión.
  • Mala imagen: EL usuario puede llevarse una imagen poco profesional de tu empresa o pensar que está algo apolillada. Sobre todo si usas ciertos términos ya muyyy trillados.
  • CPC alto: al final, la baja calidad de un anuncio influye en el coste por click. COmo a Google no le gusta tu anuncio te encarece el click.
  • Riesgo de no ocupar posición alta en la SERP: Y la consecuencia lógica de lo que decíamos antes es que tu anuncio acabe en las profundidades de la página de resultados, incluso aún peor, que vaya a parar a la segunda página, dónde las malas lenguas dicen que nunca llega nadie.

Un buen anuncio empieza por un buen estudio de palabras clave

Los anuncios saltan después de una búsqueda. Si la búsqueda que hace el usuario no se corresponde con lo que tú ofreces, tu anuncio no debería aparecer. Hasta ahí estamos de acuerdo, ¿no?

Por lo tanto, antes de que te pongas a pensar en el texto de tus anuncios, es clave que las palabras clave que uses para tu campaña sean las apropiadas.

Y para ello las palabras tendrán que estar directamente relacionadas con tu servicio y tener cierta intención de compra.

Enfoque para un buen anuncio

Antes de meternos de lleno en cada parte del anuncio de Google, es importante que tengamos un enfoque correcto respecto a las características que debe tener un buen anuncio.

Básicamente son 3.

  • Diferente: No puedes copiar los mensajes de la competencia o perderás gran capacidad de impacto. Lo que esté bien lo puedes replicar, eso sí.
  • Relacionado con la búsqueda: Tu anuncio debe contener en la medida de lo posible el término de búsqueda que está usando el usuario. De esta forma sabrá en un primer vistazo que tu anuncio está relacionado con su búsqueda. Además aparecerá en negrita.
  • Honesto: No puedes prometer algo que no ofreces sólo para que hagan click. No te servirá de nada, porque tarde o temprano se descubrirá el percal. Además, Google penaliza las exageraciones o las falsedades.

La receta de un anuncio que funciona

Vamos ya a preparar la receta de un anuncio ganador.

Los títulos del anuncio

Dispones de hasta 3 títulos. Para empezar usa la palabra clave principal de tu Grupo de Anuncios como primer título.

Cada grupo de anuncios tiene que tener muy pocas palabras clave y muy relacionadas entre sí, que al menos compartan dos términos.

Cada Grupo de Anuncios tiene palabras clave y anuncios. El usuario hace una búsqueda similar a una de tus keywords y le salta un anuncio del grupo en el que está incluída esa palabra clave.

Pon tu propuesta de valor como segundo título. La propuesta de valor es similar a un eslogan. Es decir, en muy pocas palabras, que vas a aportar al cliente. Qué te diferencia de los demás, qué es lo que hace que seas una buena opción.

Es difícil cuadrar una frase, pero inténtalo.

Si te cuesta encontrar tu propuesta de valor haz una promesa valiosa en el segundo título, que conecta con el deseo último de tu público.

El tercer título no suele aparecer cuando se muestra tu anuncio, así que no es tan importante. Puedes incluir alguna ventaja operativa que suela ser importante para el cliente, o algún dato que te haga más confiable, como el número de personas que han contratado tu servicio o tu puntuación en algún portal, lo que quieras.

La url visible

Con la url tienes otra oportunidad para volver a destacar tu palabra clave principal del grupo. Tienes dos espacios dentro de la url, si no te cabe la palabra clave en unos de ellos, usa los dos.

Las descripciones

En las descripciones tienes bastante espacio comparado con el título. Tienes dos descripciones, pero pasa igual que con los títulos, la segunda descripción no siempre aparece, así que céntrate sobre todo en la primera.

En la primera puedes desarrollar un poquito la propuesta de valor, concretando qué significa y bajándola al suelo. Se trata de argumentar cómo consigues aportar el valor que expones en la propuesta del título.

También puedes hablar de otros beneficios de tu servicio que no se sobreentienden con tu propuesta de valor.

Habla de lo que más le preocupa a tu cliente tipo. Haz un ejercicio de introspección y pregúntate que es de verdad lo que más preocupa a tus clientes.

Puedes sacar ideas de las típicas cosas que te preguntan cuando contactan contigo o de aspectos que se repitan también en anuncios de la competencia.

Rebate sus miedos, asegúrale que va a conseguir lo que busca y dale argumentos para que crea que puedes hacerlo.

Y no te puedes olvidar de la llamada a la acción. Tienes que dejar un espacio, preferiblemente en la última frase para incitar al usuario a que vaya a tu landing page. Dependiendo de tu estrategia de captación, este Call to Action será diferente.

Si pides los datos para hacer un presupuesto el CTA podría ser “Pide tu presupuesto” o si pides un teléfono para ampliar la información podría ser “Te llamamos gratis”.

Todo lo que no te haya cabido en la primera descripción usa la segunda para meterlo.

Las extensiones

Para empezar ten claro que cuantas más extensiones tengas mejor será. Porque luego Gooogle irá probando combinaciones diferentes hasta encontrar las que mejor funcionan.

Las principales extensiones son:

  • Ubicación
  • Llamada
  • Enlaces de sitio: pon enlaces relevantes de cara a la elección del cliente como el quienes somos o tu página principal de servicios.
  • Texto destacado: aprovecha para poner ventajas operativas que supongan hacer más fácil la vida al cliente o una mayor percepción de calidad en tu servicio.

¿Cómo comprobar si tu anuncio funciona?

Hay que testarlo con otro anuncio. Al menos 2 anuncios por grupo (dependiendo del tráfico que generes)

Fijarse en la conversión y en el CTR (no siempre son directamente proporcionales).

Cuando tengas un anuncio ganador ponlo a prueba de nuevo basándote en lo que ha ido funcionando hasta ese momento. El proceso puede durar todo lo que quieras.

Despedida

Bueno, pues hasta aquí el podcast de hoy. Muchísimas gracias por dedicarme un rato mientras corres, vas en metro o pasas la mopa por casa.

Si quieres hacer cualquier comentario sobre este episodio o simplemente quieres saludar, puedes hacerlo a través de los comentarios de Ivoox, escribiéndome a juanpabloalonso.com/twitter, a juanpabloalonso.com/facebook o directamente desde mi página de contacto en juanpabloalonso.com/contacto

Y por último y no menos importante, si te ha gustado el capítulo, sería genial si me echas un cable dando a “me gusta” en Ivoox. De esta sencilla forma me ayudarás a que llegue a más gente y que este proyecto crezca.

Y por último y no menos importante, si te ha gustado el capítulo, puedes agradecérmelo dando “me gusta” en Ivoox. Con este gesto tan tonto pondrás tu granito de arena para que siga creando nuevos episodios.

Nada más, hasta el próximo capítulo, ¡que tengas una feliz semana!

¿Quieres saber si tu negocio está listo para anunciarse en Google Ads?

Suscríbete a mi Blog y te regalaré mi ebook "Ofrezco servicios, ¿es Google Ads para mi?". Además recibirás 4 de mis mejores lecciones sobre Google Ads durante los próximos días.

Consentimiento PD

You have Successfully Subscribed!