Cada vez es más fácil marcarse un “do it yourself ” con una gran parte de las herramientas que usamos en nuestros negocios. Todos somos un poco intrusos en especialidades que no son la nuestra, porque lo cierto es que nos lo ponen muy fácil para empezar. Y eso tiene consecuencias positivas y otras que no lo son tanto.

Por un lado se ha democratizado el uso de herramientas que no estaban al alcance del bolsillo y de los conocimientos específicos de profesionales o pequeñas empresas de servicios.

Hace años, por ejemplo era impensable que alguien que no fuera desarrollador o diseñador se montara su propia página web. Hoy en día con algo de formación y echándole buenas dosis de paciencia casi cualquiera puede sacar adelante su propia web.

Pero por otro lado también es verdad que al no contar con el asesoramiento de un especialista a la hora de usar estas herramientas que ahora son tan accesibles, nos comportamos de una forma imprudente y cometemos errores más gordos.

Si le das a un mono una pistola, no esperes que se comporte como el sheriff del condado de Broward (existe, me he documentado). Cuando empezamos a lo loco con una herramienta que desconocemos, solo porque nos parece fácil de usar, es probable que acabemos haciéndonos daño.

Adwords es una de las armas más peligrosas que hay para un primerizo del marketing online. Aparentemente su mecanismo no resulta demasiado complicado, pero si no sabes disparar te puede salir el tiro por la culata. Es una herramienta que tiene una importante curva de aprendizaje.

Así que si quieres crear por tu cuenta una campaña de Adwords que sea rentable, debes saber que implica tiempo y energía. Y eso significará dejar de dedicar horas a lo esencial: mejorar como profesional de tu campo.

¿Vale la pena?

Yo creo que una de las cosas más importantes que debemos resolver como emprendedores es saber elegir bien nuestras batallas. Y para ello, con el tiempo, tendrás que responder a la siguiente pregunta: ¿cuáles son los 2 o 3 asuntos que no vas a delegar porque quieres tener un control absoluto sobre ellos?

En este artículo intentaré darte algunas claves para que decidas si quieres encargarte de tus propias campañas de Adwords y los peligros que hay al hacerlo a la ligera.

¿Por qué empezamos nuestra primera campaña de Adwords a lo loco?

Hay 3 motivos, que suelo detectar a menudo en mis clientes, que nos hacen empezar en Adwords sin haber reflexionado demasiado. Aparte de explicarte cuáles son, analizaré si está justificado que te lances al vacío apoyándote en ellos:

  • Aparente facilidad de la plataforma

    Ya hablé de esto en el anterior artículo. Crear una campaña con la plataforma estándar de Adwords es un proceso relativamente sencillo. Dando “next” a todas las opciones que te marcan por defecto e incluyendo un anuncio y algunas palabras clave, puedes tener tu campaña en unos minutos.

    Pero la cosa no acaba aquí. Existe una versión simplificada de la plataforma de publicidad de Google que se llama Adwords Express. En 1 minuto puedes tener tu campaña lista. Muchos anunciantes primerizos se ven seducidos por esta facilidad para promocionar sus servicios y eligen la versión express de Adwords para crear sus campañas.

    Pero dime una cosa ¿de verdad crees que en 1 minuto y con casi todas las opciones chapadas puedes competir contra empresas que llevan meses optimizando sus campañas?

    La dicifultad en Adwords no se mide tanto por el tiempo que tardas en crear una campaña, sino en el tiempo que tardarás en encontrar una respuesta adecuada a cuestiones estratégicas.

    ¿Sabes qué estrategia de puja te conviene?, ¿has comprobado que estructura de campaña es la más adecuada? o ¿cuáles son las keywords que debes incluir en la campaña(y sus concordancias)?

  • Cupón de 75 euros para invertir de regalo

    No todas las plataformas de publicidad te regalan un cupón de regalo para que las pruebes. Que yo conozca solo Adwords y Linkedin Ads. Y esto es un caramelito.

    Adwords regala 75 € de presupuesto cuando inviertes tus primeros 25 €. Muchos piensan lo mismo cuando crean una cuenta y lo descubren. ¿Por qué no probar suerte con esos 75 euros de regalo? Tengo poco que perder.

    El problema es que Google Adwords te da esa oportunidad solo en una ocasión. Así que si esos 100 euros es todo el dinero que piensas invertir en Adwords, ¿por qué no informarse un poco mejor de cómo funciona la plataforma antes de desperdiciar esa única bala?

    Esos 75 euros de regalo te seguirán esperando después de haber leído un par de artículos más sobre el tema y estar mejor preparado para sacarles todo el partido.

  • Ahorrarnos el dinero de contratar a alguien

    Cuesta delegar, sobre todo cuando empiezas con tu negocio. Te sobra tiempo y te falta dinero. Y la tendencia natural es a encargarte de todo tú solo y convertirte en un hombre o mujer orquesta.

    Además, el hecho de crear tus propias campañas implica tener el control absoluto sobre ellas. Y la idea de poder realizar los cambios que quieras cuando quieras es bastante tentadora.

    Ok, genial. Me parece bien que crees tu campaña. Pero como te decía en la introducción del artículo, debes ser consciente del precio que debes pagar.

    Si quieres ahorrarte la inversión que necesitas hacer para contratar a un especialista en Adwords tienes dos opciones: tirar de ensayo y error con campañas propias hasta saber lo que funciona o directamente formarte en Adwords. Y aunque en apariencia parecen opciones más económicas es probable que a medio plazo tengas que invertir más dinero (y mucho más tiempo) antes de poder crear una campaña rentable.

¿Cuáles son los riesgos que asumimos al empezar una campaña por nuestra cuenta?

  1. Configurar mal la campaña

    Google Adwords nos quiere mal. Algunas de las opciones por defecto que incluye la plataforma cuando creas una campaña no tienen demasiado sentido. Como la bruja de Hansel y Gretel nos tienta para que vayamos a su casa de chocolate y chucherías, pero si te descuidas y le haces demasiado caso, acabarás en el horno.

    Tienes que aprender a configurar bien las campañas de Adwords antes de lanzarte a crear una. Una campaña mal configurada tiene como principal consecuencia que no aproveches bien tu presupuesto.

  2. Clics sin valor

    Es todo un clásico. Cuando analizo las campañas de profesionales que me piden ayuda para mejorarla, uno de los primeros sitios por los que me doy una vuelta es por el informe de términos de búsqueda.

    Este informe registra todas las consultas con las que alguno de tus anuncios ha saltado. Pues bien, no sabes la de veces me encuentro términos de búsqueda que ni siquiera tienen que ver con el servicio que se ofrece o que son de carácter totalmente informativo.

    Clics que a lo mejor suponen 1 o 2 euros cada uno y cuyo valor es prácticamente 0.

  3. Dejarnos llevar por los consejos de Adwords

    Volvemos con la bruja de Hansel y Gretel. Además de ponerte pequeñas trampas al principio de la campaña, Adwords te da consejos bastante locos durante el desarrollo de la misma.

    Cosas del estilo a… añade estos 2 millones de palabras clave si quieres conseguir 5 clics semanales más. Lo que no te dice es que esos 5 clics serán seguramente irrelevantes.

    Hay que tomarse con mucha calma estas recomendaciones. Google lo que quiere obviamente es que gastes más, sobre todo si detecta que no estás aprovechando todo el presupuesto diario que has marcado. Ojo, echa un vistazo a sus consejos porque de vez en cuando la plataforma te sugiere alguna buena idea que no se te había ocurrido. Pero vigila bien lo que te recomienda antes de aceptarlo.

  4. Que tus grupos compitan entre sí y encarezcan el clic

    Esto sucede cuando la estructura de la campaña está mal definida y anuncios de diferentes grupos acaban compitiendo por la misma consulta.

    Imagina por ejemplo el caso de Carmen, una editora profesional de ebooks que publicita su servicio en Adwords. En uno de sus grupos de anuncios ha incluido edición de ebooks como keyword y en otro grupo ha puesto servicio de edición de ebooks como keyword. ¿Qué pasará si alguien busca en Google contratar servicio de edición de ebooks en Adwords?

    En ese caso los dos grupos de anuncios entrarán en conflicto y competirán entre ellos porque Google solo puede mostrar un anuncio por cada empresa que compite. Al final acabarás pagando más por cada clic.

  5. Olvidarte de implementar las conversiones

    Otro de los errores más habituales cuando creas una campaña sin conocer bien la publicidad en Google es que te olvides implementar los códigos de conversión, los implementes mal o que ni hayas oído hablar de las dichosas conversiones.

    Crear una campaña en Adwords para conseguir nuevos clientes sin implementar las conversiones, es como empezarla con una venda puesta en los ojos. No podrás saber que anuncios o palabras te están funcionando mejor.

¿Qué consecuencias tiene crear una campaña sin conocer bien el funcionamiento de Adwords?

  1. Campaña poco rentable

    Es la consecuencia más importante y que casi resume todas las demás.

    Y he sido generoso poniendo lo de “poco rentable”. Porque en ocasiones, si en tu sector hay mucha competencia, puede ser como hacer una hoguera con tu dinero.

    La combinación de una mala estructura, una mala selección de keywords y una configuración de campaña que no se ajuste a lo que necesitas, supone una gran losa de inicio a la hora de competir con otras empresas.

  2. Imagen negativa de la empresa

    No hay una segunda oportunidad para dar una buena primera impresión. Si alguien que está buscando tu servicio ve un anuncio pobre relacionado con tu web o tu marca, no estarás empezando con buen pie.

    Pero si además entra a tu landing page que no tiene relación con el servicio que está buscando, probablemente acabes en su lista negra de empresas.

    Ten especial cuidado si tu servicio es muy de nicho, con keywords con un volumen escaso de búsquedas mensuales. En estos sectores cada usuario cuenta.

  3. Crear un histórico negativo de resultados en la cuenta

    Google Adwords tiene en cuenta los resultados históricos de tu cuenta a la hora de decidir el ranking de tus anuncios. Es un factor muy difícil de cuantificar, pero está comprobado que influye.

    Si durante un tiempo Google percibe que el rendimiento de tu cuenta es escaso, tus campañas futuras empezarán con una ligera penalización respecto a cuentas que hayan demostrado su buen funcionamiento.

  4. Ausencia de datos para optimizar tus campañas

    Esta consecuencia tiene una relación directa con el punto número 5 de la anterior sección. Al no poder controlar lo que funciona y lo que no, será muy difícil optimizar la campaña.

    A veces me encuentro esta situación cuando quiero mejorar la campaña de un cliente que ya lleva meses con ella. Lo más importante que debo comprobar para saber si puedo ayudarle, es ver si configuró las conversiones correctamente. Si no hay conversiones, los datos acumulados de toda la campaña me sirven de bastante poco.

    Pero por muy mal que haya ido la campaña, si el cliente tuvo el gran acierto de configurar bien las conversiones, tendré una buena base sobre la que poder tomar decisiones y empezar a optimizar.

  5. Sacar la conclusión equivocada: que Adwords no funciona

    Cuando las cosas salen mal, siempre es más fácil echar balones fuera.

    ¿No te gusta mi tortilla de patatas? Seguro que es culpa de la patata vieja que me vendieron en el mercado. ¿No funcionó mi campaña de Adwords? Estoy convencido de que es culpa de esa maldita plataforma de publicidad de Google que cobra cada clic a cojón de mico.

    Esta ausencia de autocrítica hará que probablemente no vuelvas a tocar Adwords cuando podría ser una herramienta que transforme por completo la trayectoria de tu negocio.

Consejos rápidos si vas a crear una campaña de Adwords por tu cuenta

Este punto del artículo se lo dedico a los aventureros o aventureras que a pesar de haber leído los riesgos que tiene experimentar con Adwords queráis jugar a la ruleta rusa. No quiero dejaros tirados, así que os daré 4 claves para que mejoren vuestra opciones de supervivencia.

Si vas a crear una campaña de Adwords, prométeme (mentalmente) que tendrás en cuenta al menos estos consejos:

  • Fórmate mínimamente en Adwords antes de crear la campaña. Pon especial atención en el concepto de quality score
  • No te olvides de crear las conversiones para poder controlar lo que está funcionando y lo que no
  • Procura que todas las palabras que uses en un mismo grupo estén estrechamente relacionadas entre sí
  • No uses nunca la concordancia amplia. Si quieres aumentar tus impresiones apuesta mejor por la concordancia amplia modificada
  • Mucho cuidado con los consejos de Google, revísalos bien antes de aceptarlos
  • Estudia bien las keywords que quieres incluir y si tu presupuesto es escaso, apuesta por las que tengan una clara intención de compra
  • Intenta no ser uno más en los anuncios, analiza lo que esté haciendo bien tu competencia y trata de mejorarlo
  • Pon a prueba tus anuncios creando uno alternativo cada cierto tiempo
  • Crea una landing page exclusivamente para el servicio que estás promocionando y céntrate en hablar de sus beneficios
  • No te olvides de usar tu cupón de 75 euros. Puedes solicitarlo desde esta web
  • No te quedes de brazos cruzados tras empezar la campaña, optimiza, optimiza y vuelve a optimizar

Conclusión

Soy de los que piensan que siempre es bueno probar nuevos caminos con tu proyecto. Nunca sabes cual va a ser la decisión clave que cambie el rumbo de tu negocio.

Pero también creo que es necesario conocer bien los riesgos de hay detrás de cada experimento, para saber cual es la mejor forma de enfocarlo.

Si experimentas con Adwords asumes más riesgo que con otras plataformas de publicidad. Su elevado CPC medio y su mayor grado de complejidad no son buenos ingredientes para ponerte a invertir sin ton ni son. Si quieres rentabilizar tus campañas de Adwords tendrás que formarte y dedicarle tiempo o bien delegar en alguien que ya tenga unas cuantas campañas a sus espaldas.

Pero de verdad, no dejes que esto te frene. Una campaña de Adwords bien gestionada y con una buena estrategia detrás puede ser un antes y un después para un pequeño negocio. Te permite llegar a cualquier persona que tenga un interés real en el servicio que ofreces justo en el momento adecuado. 0 agresividad, 0 spam. Y esto amigo tiene mucha fuerza.


Con esto termina el artículo de hoy, muchas gracias por dedicar 15 minutos de tu ajetreada vida a leer mi artículo. Antes de que aprietes la “x” de esta pestaña (Dios no lo quiera) me gustaría conocer tu experiencia:

¿Has empezado a lo loco tu campaña de Adwords pensando en esos 75 euros de regalo? Y si es así, ¿qué resultados has tenido?

Respóndeme en los comentarios. Anímate y dame tu opinión o cuéntame tu experiencia. Y no te olvides de compartir si te ha gustado o crees que le puede valer a alguien más 🙂

Nos leemos en el próximo artículo!

¿Quieres saber si tu negocio está listo para anunciarse en Google Ads?

Suscríbete a mi Blog y te regalaré mi ebook "Ofrezco servicios, ¿es Google Ads para mi?". Además recibirás 4 de mis mejores lecciones sobre Google Ads durante los próximos días.

Consentimiento PD

You have Successfully Subscribed!